Cómo curar el síndrome de confusión crónica

No soy médico (aunque a mi madre le habría encantado que lo fuera), pero mi trabajo hace que visite hospitales y clínicas frecuentemente. Al visitar centros médicos de gran tamaño habitualmente, es probable que aparente saber exactamente a dónde me dirijo, y esa debe ser la razón por la que en una distancia promedio de 270 metros, al menos 5 o 6 visitantes confundidos me preguntan cómo se va a algún lugar.

Este fenómeno es solo un síntoma de una enfermedad que, aparentemente, padecen muchos centros médicos, y que me gustaría denominar “síndrome de confusión crónica”, o SCC. Aunque la existencia de pacientes desorientados pueda parecer un síntoma razonablemente tolerable, teniendo en cuenta el tamaño y la complejidad de algunos hospitales, el SCC también se puede contagiar al personal del hospital, especialmente a los empleados que trabajan de cara al público como los médicos, que tratan a pacientes que esperan en múltiples salas de tratamiento. En el caso de los médicos, saber dónde tienen que ir y cuándo tienen que ir parece ser información altamente confidencial…o eso, o esta información se pierde en algún punto entre el triage y el tratamiento.

Afortunadamente, aunque no soy médico, conozco algunas posibles curas para el síndrome de confusión crónica.


La cura perfecta: gestión total de la experiencia del paciente

La empresa de software con sede en Nueva York, Q‐nomy Inc., ofrece una solución integrada que combina capacidades orientadas a la atención sanitaria de registro, señalización digital, gestión de colas y gestión de salas. La integración perfecta de cada componente en el paquete de Q-nomy produce un funcionamiento homogéneo en cada punto de interacción entre los visitantes y el sistema, tanto en el punto de recepción, como en las pantallas direccionales o en el sistema de puesta en cola. Este funcionamiento homogéneo mejora la calidad de la experiencia del paciente y crea un ambiente relajado que infunde certeza y tranquilidad tanto en los visitantes como en el personal.

La solución de Q-nomy se ha instalado en cientos de centros médicos, desde clínicas pequeñas hasta hospitales grandes, y se ha demostrado que cura el síndrome de confusión crónica ya que aumenta la satisfacción del paciente, reduce las congestiones en las zonas de recepción y en las salas de espera, y mejora el entorno laboral del personal médico.

 

Para leer el artículo completo - Haga clic aquí
 

Noticias y Eventos

  • Q-nomy lanza Q-Flow 6 2017-02-02
  • Q-nomy presentará una plataforma de optimización en tiempo real del trayecto del paciente en HIMSS 2017 2017-01-11
  • Cumberland Building Society lanza un servicio de citas en línea con Q-Flow 2016-12-14
Contáctenos