Conversiones de visitas a las tiendas, precisamente

Entonces, usted es un minorista omnicanal: gestiona una red de canales físicos y digitales. Sus clientes pueden comenzar su trayecto prácticamente en cualquier punto de la red, y acabarlo (a poder ser con una venta o con una interacción de servicio positiva) también prácticamente en cualquier punto.

En el mundo virtual de los canales en línea, hacer seguimiento de los clientes es fácil. Todo es electrónico, todo forma parte del ecosistema de TI y todo se puede registrar y analizar. Pero, ¿qué ocurre con el trayecto físico del cliente? Más específicamente, ¿cómo pueden las empresas hacer seguimiento de las conversiones en-línea-a-tienda, como cuando los clientes compran y buscan información en línea, y luego continúan su compra en la tienda?

Claramente este tema es importante, lo suficientemente importante como para que Google le preste una atención especial y desarrolle un modelo muy sofisticado que intenta correlacionar las llegadas de usuarios de teléfonos inteligentes a las tiendas con los clics en anuncios publicitarios.

Sin embargo, ¿la solución de Google es una solución óptima? Tiene ciertas limitaciones, según indica Google, la más importante de las cuales es que los resultados del modelo son, en realidad, cálculos aproximados. Además, existen prerrequisitos de elegibilidad de las empresas para usar el modelo, y también depende de los permisos de usuarios (para usar su historial de ubicaciones). Asimismo, el modelo realmente no puede confirmar que una visita a la tienda esté relacionada con ningún clic en un anuncio publicitario específico, y tampoco si se trataba de una visita intencional a la tienda en lugar de simplemente una visita esporádica que coincidió por casualidad.

Q-nomy ofrece mucho más en lo que respecta a la conversión en-línea-a-tienda con Q‑Flow, ya que una empresa puede realmente hacer un seguimiento de casi el 100% de los clics en anuncios publicitarios que dan como resultado visitas a la tienda de la siguiente manera:

Cuando un cliente hace clic en su anuncio publicitario, se proporciona al cliente mucho más que la información solicitada. Puede vincular su anuncio publicitario directamente a una página Web de reserva de citas, o puede hacer que la página de aterrizaje ofrezca tanto información general como la opción de programar una cita. Cuando los clientes llegan para su cita, Q-nomy puede indicar si proceden de una página de aterrizaje de una campaña específica o si proceden de cualquier otro canal.

Si las citas no se utilizan en su modelo de negocio minorista, puede hacer que su página de aterrizaje ofrezca un código de cupón. Recomiende a sus clientes que proporcionen el código cuando lleguen a la tienda, en la que realizarán el registro de entrada a través del software de Q-nomy (mediante autoservicio o por intermediación de un anfitrión), y detectará si su visita se originó por un clic en un anuncio publicitario o no.

​Los clientes puede que ya conozcan su empresa, y accedan directamente a sus canales digitales (Web, móvil o centro de llamadas). Independientemente del canal de acceso, Q-nomy proporciona la tecnología para hacer seguimiento de los clientes a medida que llegan a las tiendas.

Todas estas opciones forman parte de la solución de comercio omnicanal de Q-nomy, especialmente enfocada en los sectores de telecomunicaciones, banca y minorista. La solución se puede integrar con todos los sistemas informáticos relevantes (gestión de las relaciones con los clientes [CRM], comercio electrónico, planificación de recursos empresariales [ERP]) y su presencia Web y móvil existente, asegurando una experiencia del cliente sin contratiempos a través de todos los canales.